10 alimentos saludables para regular la digestión


La alimentación condiciona la salud de nuestro sistema digestivo. Si llevamos una alimentación cargada de azúcar, grasas de mala calidad y harinas refinadas, las probabilidades de que aparezcan problemas de estómago es muy alta. Para evitar estos problemas te enseñamos 10 alimentos que podrían ayudarte a regular la digestión.

Muchas personas se indigestan debido a los excesos de comida y bebida, y es un problema de nunca acabar. Según el Centro Nacional de Estadísticas de la Salud, más de 3.3 millones de personas son hospitalizadas anualmente por enfermedades digestivas en EE.UU.

¿Qué nos puede causar una mala digestión?

La indigestión puede ser consecuencia de comer demasiado o demasiado rápido, ingerir alimentos grasosos o comer en momentos de estrés. Fumar, beber demasiado alcohol, consumir algunas medicinas, el cansancio excesivo y el estrés continuo también pueden causar indigestión.

Cómo evitar digestiones pesadas

Es importante cuidar el momento de la ingesta. Masticar de forma pausada y salivar bien el alimento ayuda a una correcta deglución.
También tomar conciencia del momento presente del acto de comer. Si la ingesta se realiza de forma desordenada, con estrés, rápida y mientras realizas otra actividad o cuando estás muy cansada, influye negativamente en el sistema digestivo y provoca malestar estomacal.
El estado de ánimo influye de forma directa en la asimilación de sustancias. El disgusto o la ansiedad hace que las enzimas digestivas se vuelvan lentas.
Así mismo cuida el horario. Comer o cenar muy tarde puede provocar pesadez, hinchazón abdominal, ardor o reflujo. Deja pasar cuatro horas entre comida y comida y cena al menos 2 horas antes de meterte en la cama.
¿Te da hambre antes de dormir?  Elige una proteína ligera: un yogur desnatado, un vaso de leche desnatada o una porción mínima de queso.

Alimentos para regular la digestión

1. Col fermentada o chucrut
Los alimentos probióticos como el chucrut pueden repoblar la flora bacteriana del intestino, ayudando a tener una mejor digestión.
Un par de cucharadas antes de las comidas estimulan la producción de los ácidos estomacales que intervienen en la digestión. Contiene bacterias beneficiosas para los intestinos, que equilibran la flora intestinal y ayudan a mantener el buen tránsito.

2. Vinagre de manzana

Hay una buena razón para que el vinagre de sidra de manzana produzca un bienestar en todos los sentidos. Y es que, ayuda a su cuerpo a crear HCL (ácido clorhídrico), que es un ácido benigno del vientre que ayuda a digerir las grasas, los carbohidratos y las proteínas.

Además, esto ayuda en la pérdida de peso y también ayuda a aliviar el reflujo y el síndrome del intestino irritable debido a todos los probióticos y aminoácidos beneficiosos.

3. Mangos

Mejor aún, porque la fruta tiene un perfil nutricional tan fantástico que de acuerdo con algunos investigadores, los mangos contienen muchos nutrientes y otros compuestos bioactivos que pueden proporcionar diversos beneficios para la salud.

4. Kéfir
El kéfir es otro alimento probiótico que puede mejorar la salud digestiva. De hecho, ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

5. Aceite de oliva para regular la digestión

Su uso se aconseja desde la antigüedad para favorecer el sistema digestivo. Protege del reflujo gástrico que produce acidez, y ayuda a que el contenido del estómago se libere lenta y gradualmente al duodeno, lo que aumenta la sensación de saciedad.

6. Alcachofa o alcaucil

Contiene cinarina, sustancia ácida que estimula la producción de bilis, que alivia la tarea del hígado y evita la formación de piedras o cálculos biliares.Es un diurético natural, alivia los síntomas de la resaca y tiene un alto contenido de fibra.

7. Manzana
Las manzanas contienen fibra dietética y, por tanto, son beneficiosas para prevenir el estreñimiento y controlar el colesterol.
Su contenido de pectina, fibra soluble vegetal, favorece la digestión y previene la fermentación intestinal. También puede ayudar a reducir el estreñimiento y controlar el colesterol malo o LDL. Las manzanas con cáscara ayudan a mantener la salud del tracto digestivo.

8. Yogur

Su contenido de probióticos lo convierten en uno de los alimentos que más favorecen la digestión. Los probióticos son microorganismos vivos, como bacterias y levaduras, presentes en los alimentos. Fortalecen el sistema inmune y ayudan a preservar la salud de la flora intestinal. Son útiles para mantener el buen tránsito intestinal.

9. Piña o ananá

Según explica la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos, el ananá o piña contiene bromelina, enzima que ayuda a romper las proteínas difíciles de digerir. También se usa la piña para combatir afecciones intestinales, hinchazón y úlceras.

10. Jengibre para regular la digestión

Esta aromática raíz es un excelente estimulante digestivo. Incita la liberación de enzimas por parte del páncreas, ayudando a que la deglución sea más ligera y sin acidez. Otra de sus principales propiedades es que es antibacteriano.

Previene alteraciones de la flora intestinal, reduce diarreas y mejora la evacuación. En infusión previene la dispepsia (digestión lenta y laboriosa).

Por último, recuerda que cada persona tiene una tolerancia diferente, por lo que es mejor ir probando poco a poco los alimentos mencionados y evaluarse detenidamente para saber qué te resulta mejor y qué no.



Origen de la Nota

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *