6 curiosidades del cerebro humano que seguramente desconoces


Ríos de tinta se han escrito hasta nuestros tiempos sobre el órgano más importante del cuerpo humano: el cerebro. Y, a pesar de ello, sigue siendo un misterio para la ciencia su funcionamiento y el potencial que puede llegar a tener. En este artículo compartimos algunas curiosidades del cerebro humano que seguramente desconoces.

A medida que pasan los años, las investigaciones científicas sobre este fascinante órgano avanzan y arrojan luz sobre todos sus enigmas. Aquí tienes algunas de esas curiosidades que no te dejarán indiferente.

6 curiosidades del cerebro humano que seguramente desconoces

1. La curiosidad de la curiosidad
La curiosidad es una propiedad innata de nuestro cerebro que depende de nuestra química cerebral.
¿Eres una persona curiosa? Es probable que sí y que por eso estés leyendo este artículo sobre las curiosidades del cerebro. Pero debes saber que lo he que ha llevado hasta aquí tiene una explicación.

Cuando algo llama nuestra atención, se puede decir que se modifica la química cerebral. De este modo, nos prepara para retener más información y aumenta nuestra capacidad de aprendizaje gracias a la dopamina. Por eso, siempre nos resulta más fácil aprender sobre lo que nos interesa.

2. Curiosidades del cerebro: El cerebro puede sobrevivir 5 minutos sin oxígeno

Algunas de las células del cerebro empezarían a morir a partir de los 5 minutos sin recibir oxígeno. Esto puede suceder, por ejemplo, en caso de inhalar humo en un incendio, por asfixia o a grandes alturas, entre otras causas.

3. El tamaño del cerebro
El tamaño del cerebro ha ido cambiando a lo largo de la evolución como consecuencia de diferentes adaptaciones.
A modo general, el cerebro del hombre es un 10 % más grande que el de la mujer. Incluso teniendo en cuenta que el tamaño corporal es más grande. No obstante, hay una parte de este órgano que es más grande en la mujer: el hipocampo. Esta está relacionada con la memoria.

Sin embargo, con el paso de los siglos, el tamaño del cerebro ha disminuido. En la época neandertal, el cerebro era un 10 % más grande que ahora. El volumen que se ha perdido en los últimos 20.000 años es el equivalente a una pelota de tenis.

4. Curiosidades del cerebro y el GPS

¿Sabías que usar el GPS o navegador para ubicarte o llegar a tu destino en lugar de tu propio sentido de la ubicación te perjudica? Este aparato deteriora esta capacidad cerebral que habíamos estado desarrollando desde épocas ancestrales.

Esta habilidad innata se basa en determinadas conexiones neuronales. Al no usar de manera habitual esta parte involucrada del cerebro, dejamos de necesitarla y, por tanto, de tenerla. Y así puede suceder con otras capacidades que, hoy en día, están siendo reemplazadas por diferentes aplicaciones tecnológicas.

5. La mejor edad del cerebro
No solo a lo largo de la evolución. El cerebro varía su estructura con el paso de los años de una vida humana.
El cerebro empieza a disminuir su velocidad a la edad de 24 años. ¿Te sorprende y te preocupa? También debes saber que las diferentes habilidades cognitivas tienen diferentes edades como punto álgido.

Por ejemplo, a partir de los 30 años vamos perdiendo la facilidad para reconocer rostros, es decir la memoria visual a corto plazo. En cambio, nuestra facultad para evaluar los estados emocionales de otras personas llegan a su esplendor entre los 40 y los 50 años.

Un estudio muestra como diferentes habilidades profesionales pueden desarrollarse mejor a edades más tardías. El caso más sorprendente sería el vocabulario, que puede llegar a un nivel máximo a finales de los 60 o principios de los 70 años.

La investigación sugiere que este último dato puede ser el resultado positivo de varios factores. Por ejemplo, de una mejor educación, de trabajos que requieran lectura y de las oportunidades de estimulación intelectual.

6. El cerebro, ese órgano misterioso

Por último, el cerebro siempre será objeto de estudio. Es probable que nunca podamos llegar a comprender todos los misterios que lo rodean, ya que cada persona muestra sus particularidades e influyen muchos factores.

Lo que sí sabemos, porque son datos objetivos, es que el cerebro pesa más o menos un 2 % del peso total de nuestro cuerpo, pero que usa una quinta parte de su consumo de energía y oxígeno.

Además, tiene tres cuartas partes de agua. Solo con un 2 % de deshidratación ya podríamos sufrir dificultades cognitivas. Por tanto, no debemos olvidarnos de beber agua suficiente a lo largo del día, en especial fuera de las comidas. Y, sobre todo, si sudamos mucho.



Origen de la Nota

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *