img

Cansancio constante: ¿por qué lo único que haces es bostezar?


¿Te levantas cansado todas las mañanas? ¿No tienes ánimo para hacer nada porque el cuerpo «no te da más»? Hay diferentes motivos por los que puedes estar cansado todo el tiempo. 

1. Alimentación deficiente

Llevar una dieta balanceada y saludable es la mejor forma de desterrar el cansancio de tu vida:

Come la cantidad correcta de alimentos.
Incrementa la ingesta de frutas, verduras y cereales integrales.
Añade lácteos bajos en grasa.
Reduce la cantidad de azúcar.
Desayuna todos los días.
Bebe mucha agua.

2. Estás muy estresado

Existen muchas situaciones que pueden causar estrés: problemas en el trabajo, falta de dinero, separaciones y divorcios. El estrés excesivo lleva, indefectiblemente, a un cansancio tanto físico como emocional. Si bien padecer un poco de estrés puede ser beneficioso para el cuerpo y la mente, pues nos hace sentir más alertas, cuando supera nuestra capacidad se transforma en algo perjudicial. 

Para eliminar el estrés puedes hacer lo siguiente:

Di que no cuando no estás seguro de poder cumplir con todo sin sobreexigirte.
Cuéntale a alguien lo que te ocurre y no dejes que eso te perturbe.
Evita las situaciones que te molestan o, si no puedes, aprovecha para hacer otras actividades. Por ejemplo, si estás atorado en el tráfico, escucha música, medita o lee un libro. 
Observa toda la situación en su conjunto y piensa qué tanto te interesará eso en un futuro.

3. No duermes bien

La falta de sueño potencia al cansancio. Además, esto incrementa el riesgo de accidentes, obesidad, presión arterial alta y enfermedades cardíacas. 

Para evitar esto deberías seguir estos consejos:

Duerme entre 7 y 8 horas cada noche.
Apaga todos los aparatos electrónicos que tienes en la habitación.
Oscurece el cuarto bajando las persianas o colocando cortinas de tela gruesa. 
Acuéstate y levántate siempre a la misma hora, incluso los fines de semana. 
Evita dormir la siesta, pues, al necesitar una cantidad determinada de sueño al día, este se repartirá y terminarás durmiendo muy poco. 

4. No haces ejercicios

El estilo de vida sedentario también produce cansancio, aunque no lo creas. Cuando estamos cansados, lo normal es que busquemos un sofá para descansar. Sin embargo, ponernos en movimiento puede ser la solución para evitar la fatiga. 

Para evitar el sedentarismo y, por ende, la fatiga y el cansancio, debes hacer lo siguiente.

Realiza una rutina de 20 minutos al día de ejercicio moderado.
Reemplaza el ascensor por las escaleras.
Ve a todos los lugares posibles caminando.
Baja del transporte público unas cuantas paradas antes de llegar a destino.

Ten en cuenta que, si te preocupa el cansancio extremo que sientes, será mejor que consultes con un especialista para que te indique los pasos a seguir. 



Origen de la Nota

قالب وردپرس

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest