Aftas en la boca: 5 consejos claves que mejorarán tu salud


Muchas personas tienen o tuvieron alguna vez en su vida las dolorosas y molestas aftas bucales, que se caracterizan por ser pequeñas úlceras superficiales con fondo blanquecino que se encuentran en el interior de la boca, lengua o encías.

Si bien no se trata de una lesión grave, las úlceras pueden causar mucho dolor, dificultar el habla o hasta incluso la alimentación, motivos por los que si podemos evitarlas, mucho mejor. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Cómo evitar las aftas en la boca

1. Fortalece tu sistema inmunológico. Cuida tu alimentación, duerme bien, bebe mucha agua y realiza ejercicio, ya que una de las causas más frecuentes es un sistema inmunológico débil; el cuerpo no puede combatir de forma eficiente las bacterias que entran en el organismo y estas destruyen parte del tejido de la boca.

2. Reduce el estrés en tu vida. El estrés es un gran factor que favorece la aparición de aftas, debido a que deja el organismo más indefenso y aumenta las posibilidades de sufrir lesiones. Sal a caminar, descansa y practica técnicas de relajación como el yoga o la meditación.

3. Incorpora vitaminas y minerales. La aparición de aftas también se relaciona con una deficiencia en el organismo de hierro, ácido fólico y vitaminas B12, nutrientes encontrados en carnes rojas y vegetales color verde oscuro.

4. Protege tu boca. Los traumatismos dentro de la boca pueden facilitar la aparición de aftas. Utiliza cepillos dentales suaves y cámbialos cada tres meses, usa enjuagues bucales si los necesitas, mantén tu higiene bucodental y acude al odontólogo para revisiones periódicas.

5. Evita alimentos muy ácidos o picantes. Estos alimentos están relacionados con la aparición de aftas, por lo que si bien no debes eliminarlos para siempre de tu vida, si eres propenso a las aftas, debes limitar su consumo. El chocolate y los frutos secos también favorecen su aparición.

Recomendaciones

Las aftas bucales pueden aparecer en personas de todas las edades en diversas fases de la vida y en la mayoría de los casos llegan a desaparecen por sí solas al cabo de una o dos semanas. Sin embargo, existen una serie de recomendaciones a seguir para poder acelerar su curación:

Realiza entre 3 y 5 veces por día tu propio enjuague bucal casero con agua, sal y bicarbonato.
Mezcla agua con agua oxigenada y aplica el líquido con un algodón en la herida.
Mantén una correcta higiene bucal todo el día
Evita alimentos picantes, ácidos, muy calientes ni condimentados ya que pueden causar dolor.

Si las aftas bucales son muy recurrentes a pesar de seguir los consejos recomendados para evitarlas o se mantienen en tu boca por más del tiempo estimado y tardan mucho en sanar, es necesario que consultes a tu médico para que evalúe tu caso particular y puedas evitar futuras complicaciones en tu salud, ya que también podrían ser signo de padecer una enfermedad autoinmune.

Origen de la Nota

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *