Conceptos Básicos de los Estados Financieros


Los estados financieros son informes a través de los cuales los usuarios de la información financiera perciben la realidad de las empresas y, en general, de cualquier organización económica. Dichos informes constituyen el producto final del llamado ciclo contable. Los estados financieros básicos informan sobre el desempeño financiero del negocio, su rentabilidad y liquidez.
Las diferentes actividades que se realizan en los procesos contables de registro de transacciones y ajustes se efectúan con el objetivo final de elaborar los estados financieros. Una vez que se tiene la balanza de comprobación ajustada se procede a elaborar los estados financieros básicos, que se interrelacionan.
Primero se elabora el estado de resultados, mediante el cual se cuantifica la utilidad o pérdida de un negocio. Dicha cifra, una vez calculada, forma parte del estado de variaciones en el capital contable, ya que es uno de los motivos principales por el que se puede modificar esta partida.
Asimismo, el saldo final obtenido en ese informe financiero corresponderá al saldo de capital contable dentro del balance general o estado de situación financiera.
Paralelamente, se elabora el estado de cambios en la situación financiera para explicar los motivos por los cuales cambió la cifra del efectivo de un año con respecto al anterior.
El saldo de efectivo que aparece en dicho informe corresponderá al saldo de la partida de efectivo dentro del balance general.
Los principales tipos de estados financieros son los siguientes:
—  Estado de Resultados.
—  Estado de Variaciones en el Capital Contable.
—  Estado de Situación Financiera (Balance General).
—  Estado de Flujo de Efectivo.
Partes Integrantes de los Estados Financieros.
La información de los estados financieros debe contener en forma clara y comprensible todo lo necesario para juzgar la situación financiera de la entidad y sus cambios, el resultado de sus operaciones y los cambios en el capital contable.
Las partes que integran un estado financiero son tres:
—  Encabezado.
—  Cuerpo.
—  Pie.
Encabezado.
Debe estar integrado por:
a) Nombre, razón o denominación social de la entidad.
b) Nombre del estado de que se trate.
c) Fecha o periodo contable por el cual se formulan.
Cuerpo.
Debe presentar todos los conceptos y las cuentas que reflejan el resultado de las operaciones de la entidad, su situación financiera y sus cambios, así como las variaciones experimentadas en el capital contable, por lo cual es necesario ser cuidadoso en incorporar el contenido informativo correctamente, que debe ser significativo, relevante, veraz y comparable. Para una mejor información, los estados financieros deben presentarse en forma comparativa.
Pie.
Incluye las firmas de las personas que lo elaboraron, revisaron, autorizaron, etc. La obligación de la preparación y presentación de la información financiera recae sobre la dirección de la empresa; por tanto, el gerente, el director, el administrador o el propietario deben firmar los estados financieros, así como el contador que los preparó, quien debe señalar la relación que guarda con los mismos, ya sea contador general, contralor, auditor, etcétera.
Las notas y demás material explicativo pueden presentarse en el cuerpo del estado, al pie o en hoja por separado, pero siempre debe relacionarse la nota con el renglón del estado a que corresponde.
Los estados financieros y sus notas forman un todo o unidad inseparable y deben presentarse conjuntamente en todos los casos.

Fuente:
Gerardo Guajardo Cantú & Nora E. Andrade de Guajardo – Contabilidad Financiera; Álvaro Javier Romero López – Principios de Contabilidad.

https://cdn.ampproject.org/v0/amp-auto-ads-0.1.js

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js



Origen de la Nota

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *