DESCUBRE CUÁL ES TU TIPO DE PIEL


La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y por eso hay que cuidarla como tal.
Es muy importante identificar nuestro tipo de piel, ya que es el primer paso para poder cuidarla como se merece y tener ese aspecto saludable que tod@s deseamos y casi nadie tenemos.
Podemos dividirla en 5 tipos que seguro todos conocemos: normal, mixta, grasa y seca. 
Tenemos que saber y tener en cuenta que nuestra piel puede cambiar en cualquier momento por diversos factores, tales como: la contaminación, el estrés, las estaciones (comúnmente la primavera y el otoño), la edad, el estilo de vida o la alimentación, todo esto influye para que nuestra piel no tenga el aspecto de una piel sana. COMO IDENTIFICAR NUESTRO TIPO DE PIEL
PIEL NORMAL: Este tipo de piel se caracteriza por su perfección, es la que todo el mundo deseamos pero realmente nadie tiene este tipo de piel, me atrevería a decir que solamente los bebes y los dermatólogos tienen esta piel perfecta.Su aspecto es suave, tersa y luminosa, los poros casi no se llegan a apreciar y está exenta de otros factores cutáneos como la sequedad, las rojeces, los brillos  o incluso las bolsas.Si tienes este tipo de piel considérate muy pero que muy afortunad@.

PIEL MIXTA: Este es el tipo de piel más común que nos podemos encontrar y también la más complicada de tratar. Podemos distinguirla porque tiene zonas grasas y zonas secas, normalmente la parte grasa suele ser la zona T (frente, nariz y barbilla) , los poros están dilatados, salen granitos, puntos negros y todos signos de una piel grasa. Y en las mejillas como es una piel más fina suelen aparecer signos de una piel seca tales como descamación, tirantez, rojeces…PIEL GRASA: Es la más problemática y la que más suele complicarse, este tipo de piel se puede identificar por su tacto aceitoso, sus brillos, granos, espinillas, puntos negros… vamos que lo tiene todo. Siempre hay que tener mucho cuidado con este tipo de piel ya que cualquier cosa puede hacer que salga un «brote»,como la alimentación, nuestro estado de ánimo o el estilo de vida,  por eso es muy importante llevar una vida sana y equilibrada para combatir este problema, hay que limpiarla muy bien con los productos adecuados y sin perdonar ni una rutina de limpieza ya que lo notará inmediatamente.Siempre será nuestro dermatólogo el que nos recete el tratamiento y los productos adecuados. PIEL SECA: Este tipo de piel es el más fácil de identificar por su falta de humedad e hidratación, suele presentarse en invierno por el contraste de las temperaturas, también en pieles maduras.Se presenta áspera, apagada, tirante, con arrugas y descamaciones.Estas pieles necesitan una limpieza más suave para no aumentar la desecación y es muy importante mantenerla siempre hidratada con productos específicos.Después de este repaso queda decir que después de identificar nuestro tipo de piel ésta también puede ser SENSIBLE, .un tipo de piel muy inestable, que mezcla episodios de normalidad con episodios de enrojecimiento, descamación, irritación y erupciones.Este tipo de piel es muy delicado y un perfume, un cosmético, la alimentación puede hacer que salgan a la luz todas las sorpresas que nos tenia reservadas.Mas adelante os iré poniendo tips y consejos para tratar cada tipo de piel, para que en este 2018 tengas una piel sana y controlada, ¡¡¡no te pierdas ninguno de ellos!!!



Origen de la Nota

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *