Estudio (aguafiestas) confirma que el alcohol es perjudicial para la salud hasta en pequeñas cantidades


Dicen que un vaso de vino tinto por la noche puede tener algunos beneficios para la salud, y que la cerveza es más eficaz que el paracetamol para aliviar el dolor, sin embargo, uno de los estudios más extensos hasta el momento no trae buenas noticias para los que disfrutan de un trago ocasional.

Un estudio publicado en el diario científico The Lancet afirmó que ninguna cantidad de alcohol es buena para la salud, sino todo lo contrario. Se trata de un análisis sobre el consumo de alcohol y el riesgo de enfermedades a nivel global y que tuvo algunos resultados alarmantes.

Una copa no es tan inocente

Los investigadores analizaron datos de 195 países de 1990 al 2016 y descubrieron que el consumo de alcohol fue el principal factor de riesgo de enfermedad y muerte prematura entre los hombres y mujeres entre 15 y 49 años. De hecho, en 2016 la bebida había estado vinculada con 2.8 millones de muertes. Esos fallecimientos incluyen enfermedades como el cáncer, tuberculosis y los problemas cardiovasculares que pueden ser consecuencia del consumo de alcohol, lesiones intencionales como las peleas violentas o las autoinflingidas, accidentes de tráfico y otros problemas como los incendios.

«Es la base de evidencia más grande hasta la fecha, y nuestro estudio establece una relación entre la salud y el alcohol muy clara — este último es causante de una pérdida de salud sustancial, de muchas maneras, en todo el mundo», señaló el doctor Max Griswold, co-autor del estudio, en una entrevista con The Independent.

«El descubrimiento más sorprendente fue que incluso cantidades pequeñas de alcohol contribuyen a la pérdida de salud a nivel global», explicó, por su parte, la autora del estudio, Emmanuela Gakidou, en una entrevista con CNN, «estamos acostumbrados a escuchar que una bebida o dos al día está bien. Pero la evidencia es la evidencia».

«Hay una necesidad urgente y convincente de renovar las políticas para incentivar a que las personas consuman menos alcohol o se abstengan por completo», agregó Gakidou.

Sin embargo, este estudio no cayó bien a un grupo en concreto: el Alcohol Information Partnership, un grupo al que pertenecen ocho de las empresas más grandes de la industria del alcohol. «Nada en este estudio desafía la cantidad de investigaciones que sugieren que tomar moderadamente está asociado con una reducción en el riesgo de padecer algunos problemas de salud y menor riesgo de muerte», explicaron en un comunicado.

Es cierto que algunos componentes que se encuentran en ciertas bebidas alcohólicas (por ejemplo, los flavonoides del vino tinto, que tienen propiedades antioxidantes) pueden ser buenos para la salud, pero los riesgos pesan más. Según una entrevista de la CNN con Jeremy Pearson, director médico en la Fundación Británica del Corazón, «mientras que beber moderadamente puede traer un leve beneficio para la salud circulatoria y la del corazón, muchos estudios han demostrado que los riesgos pesan más que cualquier beneficio».

Cual sea la decisión que tomes, si tomar o abstenerte, es mejor que lo hagas de manera consciente e informada. Una copa de vino quizás parezca inocente, pero puede traer problemas en el largo plazo.



Origen de la Nota

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *