Sí puedes comer postres y aún así bajar de peso, lo dicen los expertos


Existe una idea generalizada de que ciertos alimentos engordan, cuatro de ellos son muy populares y comienzan con la letra “p”: panes, pastas, papas (patatas) y postres. Sin embargo hay una forma de incluirlos en tu dieta sin sentir culpa, el nutriólogo Facundo Crescenzo, explica que en general no es mala idea consumirlos, pero hay que cuidar cómo lo hacemos.

Estos son sus consejos para que no los saques del menú y puedas tener una figura envidiable:

Pan

Errores comunes:

Dejarlo al alcance de todos en la mesa promueve su consumo antes de los alimentos regulares, esto incrementa la ingesta de calorías durante una sola comida.

Comerlo por ansiedad aumenta el número de calorías que ingresas a tu cuerpo, pues se consumen alimentos en desorden.

Agregar manteca, margarina, azúcar, quesos untables grasos o chorizos, ya que implica un exceso de grasas.

De acuerdo con el nutriólogo, el pan es un gran vehiculizador de nutrientes por lo que las mejores maneras para consumirlo son:

Con fruta natural trozada y sin azúcar o quesos untables.

Con carnes frías o quesos para obtener una gran cantidad de proteínas.

Papa

Un gran recuperador muscular, tiene una buena cantidad de nutrientes y es un carbohidrato, excelente para obtener energía.

Errores comunes:

Freír la papa con manteca o aceite. La papa contiene muchas calorías, pero al freírlas aumenta en casi un 150 %.

Agregarle aderezos para mejorar el sabor es uno de los errores más comunes, pues además de la carga calórica que implica la papa (160 calorías por cada 200 gr.) agregamos agentes grasos.

Recomendaciones:

Servirla como acompañamiento de algún alimento bajo en grasa como un omellette de claras de huevo, en una ensalada verde que no requiera freír o simplemente hervida.

Pasta

De acuerdo con el especialista este alimento contiene una gran cantidad de carbohidratos y es bajo en grasa. Los errores más comunes al consumir pasta son:

Las porciones demasiado grandes.

Agregar salsas o cremas a la pasta, pues incrementan la cantidad de calorías a cambio de más sabor.

Las pastas rellenas suelen aumentar la cantidad de alimentos que consumes y si estas son de carne pueden aumentar hasta 200 calorías por plato.

De acuerdo con la nutrióloga Ingrid Silva puedes consumir pasta de la siguiente manera:

Realiza la salsa en casa y agrégale vegetales. Una porción de este platillo implica cerca de 215 calorías y evitarás el azúcar agregado en los recipientes.

Consumir sólo la pasta hervida con hierbas de olor, así añades menos de 100 calorías por porción.

Postres

Son permitidos, sí, aunque no lo creas, pero los errores más comunes de acuerdo con Crescenzo son:

Consumir en grandes cantidades.

Comer postre después de los alimentos de manera indiscriminada.

La manera recomendada de acuerdo con la doctora Silva:

Elige mejor tus porciones. No debes consumir más postre porque comiste menos.

El truco se encuentra en no exceder la cantidad de calorías diarias al consumirlas todas en una sola comida.

Ahora que ya desmitificamos estos deliciosos alimentos, ¿los comerás de nuevo?



Origen de la Nota

قالب وردپرس

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *