Info Salud y Actualidad

Lo que los medios no te cuentan…

"Tu vida vale más que cualquier cosa"

Verónica Valdés es una profesora peruana que imparte clases de español en la Universidad norteamericana de Pittsburgh.
A la vez que da clases a sus alumnos está haciendo su doctorado, le falta un año y medio para terminar; la Universidad en la que está becada ha puesto unas normas férreas para los que han optado por no vacunarse, unas normas que van a obligar a muchos estudiantes a abandonar sus estudios, incluida ella misma. Extraordinario lo que va narrando esta mujer, es grande su energía y su determinación, una claridad como la que ella tiene ilumina el camino de muchos que lo están pasando realmente mal.
Estas son algunas de las cosas que cuenta en el vídeo de poco más de 7 minutos de duración:
-Aquí nos están amenazando diciéndonos: «Si no te pones el veneno no vas a poder continuar en la universidad». Pero yo les digo que no se dejen inocular nada. NADA.
 
-Estoy viendo a mis estudiantes de pre-grado enviarme correos diciéndome «me acabo de vacunar y me han detectado miocarditis, he recibido mi tercera dosis y no puedo caminar, me han detectado alergias y tengo tos y tengo fiebre, estoy en un hospital». Lo estoy viendo día a día.
 
-Si a alguien lo extorsionan con que si no te vacunas no continúas con tu carrera, yo tengo algo que decirte: «Váyanse, no se dejen inocular. Veo a diario a gente vomitando como si les metieran una manguera por el esófago, el vómito sale disparado. Tengo una estudiante con el sistema inmune jodido y tiene tan solo 19 años».
 
Tienes derecho a vivir, no a que te maten. Ninguna universidad, ningún trabajo y ningún ministerio van a responder por ti cuando te hayan metido la vacuna porque aquí se lavan las manos, los seguros no les van a cubrir.
 
Esta vacuna es una mentira, esta pandemia no existe. No se crean la siguiente mentira que nos quieran contar. Nadie tiene que mostrar un maldito pasaporte de vacunación, es ilegal que nos larguen de aquí. 
 
No acepten el siguiente encierro, no lo acepten. Si te vacunas acabarás enfermo y lisiado. Tu vida vale más que cualquier cosa. No se dejen extorsionar. La plandemia me tiene harta. 
 
Este teatro se va a caer porque siempre la verdad vence. Ya no falta mucho. Resistan un poco más. Somos muchos. Tenemos derechos a nivel mundial. Señores, es momento de luchar y de no abandonarse.
 
 
*********
Curiosamente -aunque casi habría que decir mejor milagrosamente-, al día siguiente de que Verónica Valdés grabara el vídeo, el organismo encargado de la vacunación en EEUU asumió el dictamen del juzgado y suspendió el mandato de vacunación obligatoria, de esta suspensión y de este dictamen tienen que tomar nota los jueces y los abogados de todos los países del mundo que se encuentran en una posición similar. Al haberse suspendido el mandato de vacunar, cualquier empleador que haga cumplir el mandato de vacunación lo hace fuera de la ley y corre el riesgo de ser demandado.
La revista pionera en temas de ciencia a nivel mundial The Lancet, acaba de confirmar que son los vacunados los que tienen capacidad para contagiar el Covid. Esta noticia ha de ser exhibida ante cualquiera que acuse a los no vacunados de ir infectando a todo el mundo.
He aquí el testimonio de una mujer que trabaja en una funeraria española y que confirma algo de lo que se tenía constancia aunque no se había podido confirmar: «Hace al menos 6 meses que estamos atendiendo a personas fallecidas entre 39 y 59 años, todas vacunadas».
 
Este cartel es prácticamente «definitivo» con respecto a la lógica demencial que se sigue con la campaña de vacunación del covid. Quien lo vea y lo medite durante un minuto ya no podrá seguir haciéndose el tonto o el pusilánime con este tema tan importante de la vacunación. La mentira ha reventado. La verdad está aquí ya.
 

 

Si en una residencia donde 61 ancianos han sido ‘infectados’ y de ellos 50 llevaban ya la tercera dosis, y además se dan 11 casos entre los trabajadores que estaban completamente vacunados, ¿qué nos está queriendo decir esta noticia? Que la gran mentira se está destapando y que la verdad no está apareciendo tímidamente sino que la verdad está arrasando porque es algo que ya no se puede esconder. Aunque te inyectes la pócima no eres inmune, ya nos lo están diciendo bien claro en los medios oficiales. Alguien podrá decir «es que están surgiendo nuevas variantes y por eso se siguen dando casos». Muy bien. Si siguen apareciendo nuevas variantes o nuevas mutaciones, de ninguna manera los laboratorios farmacéuticos pueden elaborar unas vacunas sobre variantes o sobre mutaciones que aún no han aparecido, es decir que las farmacéuticas están inoculando vacunas sobre variantes viejas que no sirven absolutamente para nada, bueno sí que sirven, sirven para enfermar y para matar a la gente y sobre todo para que los laboratorios se enriquezcan.
 
El programa VigiAccess de la Organización Mundial de la salud (OMS) recoge las reacciones adversas a cada una de las vacunas desde los años 60 hasta la actualidad. En sólo un año la del Covid ha dañado a 2,4 millones de personas. Se calcula que el número de personas dañadas apenas representa al 10% del total de afectados.
 
Más de 75 deportistas han muerto «repentinamente» en los últimos 5 meses. Desde el punto de vista estadístico no tienen explicación esas muertes, por eso sólo se pueden explicar a través de los pinchazos y sus efectos dañinos en los cuerpos de los deportistas. Están cayendo también niños de 13 años que en plena actividad y practicando deporte se desploman debido a problemas cardíacos. Son demasiados los que están cayendo, son demasiados para ignorar lo que está pasando. Un importante estudio avisa de que las muertes cardiacas «inexplicables» entre los atletas ha aumentado un 500% en 2021, este estudio se refiere a la FIFA que es la Federación Internacional de Fútbol.
Muchos vacunados están muriendo mientras duermen. Haced la prueba yendo a donar sangre, «cuando escuchan que no estás vacunado se les ilumina la cara y te piden que vayas más a menudo», me ha dicho una persona que ha ido a donar sangre recientemente. La sangre de los vacunados está inservible, es algo evidente aunque desde la administración no lo quieren decir. Los no vacunados somos la prueba visible de esta gran estafa, por eso nos persiguen y cada vez lo hacen con más vehemencia, cuanto más tiempo logremos resistir, más y mejor se verá la estafa, nos persiguen porque necesitan eliminar todas las pruebas, no soportan a los que hemos quedado sin «la marca», no pueden permitir que queden algunos que aún conservan la salud,  la lucidez y  la autonomía personal.
 
«Los seguros de responsabilidad civil no cubren a los médicos que prescriben la vacuna del covid», lo contó hace unos días el doctor Luís de Benito en el programa de Risto Mejide en Cuatro, una cadena de televisión en España. El relato de que la vacuna creaba una inmunización perfecta en el inoculado era una soberana mentira, parece que ahora mismo simples catarros y simples resfriados se están complicando de forma inexplicable, y aún no hemos entrado en las temperaturas realmente frías que suele haber aquí en el invierno del hemisferio norte. La vacuna provoca una bajada de defensas muy grande. El director del programa de vacunas covid-19 admite que la inyección de Pfizer destruye el sistema inmunológico. David LV Bauer es jefe del laboratorio de replicación de virus de ARN en el Instituto Francis Crick de Londres, en una entrevista ha declarado que la «vacuna» de Pfizer reduce entre 5 y 6 veces los anticuerpos neutralizantes de nuestro sistema inmunológico, esos anticuerpos en nuestro cuerpo son como un sistema de seguridad privado para impedir la entrada de virus en nuestras células. Los inyectados con una dosis de Pfizer están afectados por esta destrucción de anticuerpos y los completamente vacunados exactamente igual. Ahora vamos comprendiendo la cantidad de mentiras que nos pusieron sobre la mesa para que la gente se vacunara. No es solamente que la vacuna no inmuniza de nada sino que lo que hace es destruir el propio sistema inmune. Los afectados por la vacuna van a vivir como los enfermos de SIDA, con las mismas rémoras y con los mismos padecimientos.
 
Muy posiblemente nadie ha sido vacunado, lo que muchos han recibido es ALGO que ni los mismos médicos saben lo que contiene. Así que como NADIE ESTÁ VACUNADO, de nada sirve por tanto culpar a los no vacunados pues ahora mismo no vacunados somos todos. Si los ingresados actualmente son los no vacunados como se dice desde los medios del régimen, ¿cómo es que justo hace un año los hospitales no reventaron ya que entonces no había nadie vacunado? Es evidente que quieren eliminar al grupo de control que son los no vacunados. Cuando se lleva a cabo una prueba o un experimento, el grupo de control es la señal palpable de que esa prueba o de que ese experimento son o no efectivos, es evidente que están tratando de ‘eliminar’ al grupo de control que son los no vacunados ya que éstos son la señal viviente que puede sobrevivir a los pinchazos; el grupo de control es el grupo no vacunado que no enferma, justo por eso hay que eliminarlo.
A través de las vacunas pretenden controlarnos y someternos, con el sometimiento progresivo vendrá quitarnos las propiedades y de esa forma pagarán la deuda insostenible que ellos crearon y que ya es inasumible por parte de la mayoría de los países del mundo. Este es su plan, olvidaos por lo tanto del virus y olvidaos del enfrentamiento que pretenden crear entre nosotros a través de los vacunados y no vacunados. Para llevar adelante su plan necesitan acabar primero con los ancianos, con los enfermos, con los pensionistas y con los discapacitados, necesitan esclavos que tan sólo piensen en sobrevivir ya que el que está necesitado de comida no puede instruirse ni investigar, por eso quieren la pobreza absoluta para todos nosotros, la pobreza es también la indigencia cultural, de esa forma la gente ya no podrá defenderse. Su plan ya ha dado la cara, el que mire el plan con un poco de atención se dará cuenta de lo que están haciendo, el que lo ha visto sabe de qué va todo esto, están hiriendo y matando a los ancianos y a los niños, por eso los que hacen todo esto son tan perversos. Hagamos un breve repaso de sus mentiras en estos últimos 20 meses, la primera fue cuando nos dijeron que en 15 días se aplanaría la curva, ¿te acuerdas? Hasta 9 prórrogas llegaron a hacer de un estado de alarma que más tarde fue declarado inconstitucional. La segunda fue que cuando dijeron a toda la población que cuando llegara la vacuna volveríamos a la vida de siempre. Mentira. No solamente no hemos retornado a la vida de siempre sino que lo único que han hecho es destruir la vida de millones de personas. La tercera fue cuando dijeron que estarías protegido si te vacunabas. Era falso. La quinta mentira fue cuando dijeron que con el 70% de la población vacunada llegaríamos a la inmunidad de grupo. Naturalmente era mentira. Ahora vemos ya que se trataba de medidas políticas de corte totalitario aunque disfrazadas de una emergencia sanitaria totalmente injustificada.
Gran parte de la humanidad actual no sabe defenderse porque nadie les dijo que tenían que defenderse, nuestros abuelos sí que sabían cómo hacerlo, al igual que el pueblo rumano que también sabe defenderse porque es el pueblo que tiene una menor tasa de vacunación en toda Europa, conviene escuchar a esta azafata rumana porque lo dice de manera brillante.
Sé que para muchos la espera se está haciendo eterna. Estamos viviendo un momento que ahora mismo definiría como «desesperación esperanzada», aunque los dos términos parezcan contradictorios entre sí. Mientras continuamos en esta espera es preciso seguir caminando, que lo nuevo que venga nos pille en movimiento, sabemos que la esperanza no nos da de comer pero alimenta nuestro espíritu, a veces esperando la llegada de una gran felicidad nos perdemos vivir las pequeñas alegrías, no nos olvidemos de ellas.

Nota Original

Follow by Email
Telegram
WhatsApp