6 beneficios del baile para tu cuerpo y para tu vida


Descubre en este artículo cuáles son los beneficios del baile para nuestro cuerpo y también para mejorar nuestra calidad de vida. Nos ayuda a estar en forma, a subirnos el ánimo y a ganar resistencia y flexibilidad, entre otras virtudes.

El baile es una de las actividades lúdicas que más se han practicado en todo el mundo a lo largo de la historia.

La mezcla de movimientos rítmicos con diferentes tipos de música dan como resultado un ejercicio divertido y saludable que podemos practicar en cualquier momento. 

Beneficios del baile

Los beneficios del baile para nuestra forma física son considerables y conviene tenerlos en cuenta cuando nos dé pereza salir a bailar.

1. Mejora la forma física

Además, hay muchos estilos de baile entre los que podemos elegir. En particular, existen bailes pensados de manera específica para mejorar la forma física.

En cualquier gimnasio podremos descubrir cuáles son, ya que combinan movimientos de tonificación a un ritmo de ejercicio aeróbico.

De este modo, podemos aumentar nuestro rendimiento físico, la resistencia, la elasticidad y el tono muscular mientras mejoramos, también, nuestra silueta. El baile define la musculatura sin agrandarla, nos hace más atléticos y nos convierte en personas más activas.

Recordemos que una de las causas de la obesidad es el sedentarismo y, en este sentido, el baile nos estimula al aportar vitalidad, energía y positivismo.

2. Ayuda a adelgazar

Mientras bailamos ayudamos al cuerpo a quemar las calorías que nos sobran. Además, de esta forma podemos, a la vez que nos divertimos, perder peso y grasa corporal. Es, por lo tanto, una manera muy placentera y saludable de adelgazar.

Hay algunos tipos de baile que destacan por su gran gasto energético. Es decir, que nos ayudan a quemar muchas calorías en poco tiempo.
Los más conocidos son la zumba, la samba, la danza del vientre o los bailes latinos, por ejemplo.

3. Elimina líquidos y toxinas

Una buena sesión de baile una o dos veces por semana es un hábito excelente para aumentar la transpiración. Esto es importante para limpiar el organismo, ya que mediante la sudoración ayudamos a eliminar los líquidos que nos sobran y las toxinas que nos perjudican. 

Por este mismo motivo, es importante que estemos siempre bien hidratados. En cada sesión de baile se suele sudar bastante y perder mucho líquido corporal. Por lo tanto, el agua nos revitalizará y ayudará a hidratar los órganos y las articulaciones.

Además, eliminaremos así las sustancias tóxicas que, si se acumulan, podrían hacernos enfermar.

4. Activa la circulación

Las personas que sufren problemas de circulación como pesadez en las piernas, varices o hinchazón, deben evitar a toda costa el sedentarismo. No obstante, estar mucho rato de pie sin moverse tampoco les beneficia. Por este motivo, la mejor solución es el baile.

Bailar activa y mejora la circulación de todo el cuerpo. Con el ritmo conseguimos poner en movimiento cada músculo del cuerpo, desde los pies hasta la cabeza.
Solamente tendremos que buscar el estilo que más se adapte a nuestros gustos, nuestra edad y nuestras capacidades físicas.

5. Mejora las relaciones sociales

Hay personas que prefieren disfrutar de los beneficios del baile de manera individual, en su casa. No obstante, cuando practicamos alguna disciplina de baile en pareja o en grupo estamos expuestos a compartir un rato cada semana con otras personas.

Apuntarnos a clases de baile, por ejemplo, es una excelente idea paraconocer nuevas personas que entrarán en nuestras vidas y ampliarán nuestro círculo de amistades.
Nos obliga a relacionarnos con otras personas que comparten este gusto y con las que podrían surgir grandes amistades o, incluso, el amor.

6. Sube nuestro ánimo

Los beneficios del baile van mucho más allá de los resultados físicos. Además de mantenernos en forma, moldear la silueta y prevenir enfermedades, bailar también actuará de manera muy positiva sobre nuestro estado de ánimo.

Si preferimos estar solos en casa, ese es justo el momento más adecuado para obligarnos a hacerlo.

Bailando se pueden solucionar problemas de timidez, de soledad o, incluso, de pena y tristeza. Es una terapia muy efectiva para combatir etapas de estrés, de aislamiento o de duelo.
Aunque no nos apetezca, seguro que después de la sesión de baile notamos una mejora en nuestro ánimo.

https://mejorconsalud.com



Origen de la Nota

قالب وردپرس

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest