Las vacunas Covid matan 10.000 personas al día en todo el mundo

Las vacunas Covid matan 10.000 personas al día en todo el mundo

En la actualidad, las vacunas Covid matan a unas 10.000 personas al día en todo el mundo, con un número total de muertes que puede oscilar entre 5 y los 12 millones.

Es importante destacar que sabemos que las muertes post-vacunación se extienden en el tiempo. Mientras que unas pocas personas mueren en las primeras 48 horas o un mes, muchas muertes se producen varios meses o incluso uno o dos años después de las inyecciones de la vacuna. ¿Por qué ocurre esto?

Nuestras pruebas de laboratorio sobre los coágulos de las vacunas pueden aportar respuestas importantes. Gracias a los esfuerzos de la Dra. Jane Ruby y del embalsamador Richard Hirschman, que pudieron proporcionarme muestras de coágulos post-vacunas para su análisis en el laboratorio, pudimos establecer varios hechos impactantes sobre estos coágulos

Hecho nº 1) Los coágulos crecen con el tiempo, dentro del sistema circulatorio del cuerpo. Esto significa que son sistemas/biomáquinas que se autoensamblan.

Hecho #2) A medida que crecen, acumulan o cosechan ciertos elementos del suministro de sangre circulante. Mediante pruebas de laboratorio de ICP-MS, hemos demostrado de forma concluyente que el estaño, el aluminio y el sodio se extraen de la sangre y se incorporan en las estructuras de los coágulos.

Hecho nº 3) A medida que los coágulos crecen, ocupan más espacio en los vasos sanguíneos. Al principio, la sangre viva simplemente fluye alrededor de los coágulos. Pero los coágulos pueden desprenderse durante una actividad física rigurosa (como el jogging o el fútbol), o los coágulos pueden alcanzar en algún momento un bloqueo del 100% en la arteria, lo que provoca un evento de «muerte súbita».

Es importante destacar que parece que estos coágulos tardan varios meses o incluso uno o dos años en crecer lo suficiente como para bloquear completamente los vasos sanguíneos y las arterias.

Esto significa que las muertes observadas hasta ahora representan sólo una fracción de las que están por venir.

En otras palabras, muchas personas que han recibido estas inyecciones son bombas de relojería de inevitable bloqueo cardiovascular y muertes inevitables. Es sólo cuestión de tiempo que los coágulos crezcan lo suficiente como para detener el flujo sanguíneo. Una vez que se interrumpe el flujo sanguíneo al cerebro, se produce la muerte en cuestión de minutos.

Estos no son coágulos de sangre y los medicamentos anticoagulantes no hacen nada para disolver estos coágulos

Hasta donde sabemos, no existe una cura conocida para disolver o eliminar estos coágulos del sistema cardiovascular. Hemos entrevistado a médicos que han intentado tratar estos coágulos con potentes medicammentos anticoagulantes, como la heparina, y estos medicamentos no han funcionado.

Esto se debe a que estos coágulos no son coágulos de sangre. Son bioestructuras duras y elásticas que se asemejan a la fuerza y a la textura de las gomas elásticas. Manipulé estos coágulos en una emisión en directo (a través del Alex Jones Show) en la que, bajo un microscopio de laboratorio, demostré la impactante fuerza y resistencia de estas estructuras de coágulos artificiales. De nuevo, no son coágulos de sangre. Son bioestructuras proteicas sólidas y gomosas que no pertenecen en absoluto al cuerpo humano.

Bajo el microscopio tienen este aspecto, que no se parece en nada a un coágulo de sangre:

Además, como hemos demostrado de forma concluyente a través de las pruebas de laboratorio ICP-MS, estos coágulos carecen casi por completo de los elementos clave de la vida que deberían estar presentes en la sangre, como el hierro, el magnesio y el potasio.

Element Blood Results Clot Results
Mg (magnesium) 35 ppm 1.7 ppm
K (potassium) 1893 ppm 12.5 ppm
Fe (iron) 462 ppm 20.6 ppm
Zn (zinc) 7.9 ppm 2.4 ppm
Cl (chlorine) 930,000 ppm 290,000 ppm
P (phosphorous) 1130 ppm 4900 ppm

Es probable que las muertes por coágulos posteriores a las vacunas sigan aumentando en los próximos años

Todo esto significa que las muertes por coágulos posteriores a las vacunas seguirán aumentando durante los próximos años, a medida que los coágulos se expanden en tamaño dentro de los cuerpos de las personas. Mientras que 1 de cada 1.000 personas puede haber muerto ya, es posible que otras 9 de cada 1.000 mueran a causa de los coágulos a medida que éstos sigan expandiéndose, llegando quizás a 10 de cada 1.000 que finalmente mueran (o 1 de cada 100). En otras palabras, en un mundo donde se han administrado 12 mil millones de inyecciones de vacunas, podríamos ver 120 millones de muertes (o más).

El caso es que aún no lo sabemos:

– En qué porcentaje de vacunados se desarrollan los coágulos.

– La rapidez con la que crecen los coágulos.

– Si los coágulos ya han dejado de crecer, o qué hace que se detengan.

– Si hay algo que pueda revertir el crecimiento del coágulo y reducir o eliminar los coágulos.

Existen numerosas teorías sobre todas estas cuestiones, pero por lo que sé aún no tenemos nada concluyente. La situación se agrava por el hecho de que todo el estamento médico se niega categóricamente a reconocer siquiera la existencia de estos coágulos, ni a admitir ninguna relación entre las vacunas y el exceso de mortalidad. Así que el encubrimiento genocida continúa y la gente seguirá muriendo durante años

Las vacunas Covid han creado un «holocausto de vacunas» que sólo irá a peor

Teniendo en cuenta que ahora hay 12 millones de muertes, ya estamos asistiendo a un holocausto masivo que se agravará.

Este holocausto de vacunas va a empeorar mucho. Mientras que el Holocausto nazi supuestamente cobró la vida de seis millones de víctimas, este holocausto de vacunas posiblemente podría matar a sesenta millones, o incluso diez veces más con el tiempo. Considere esto cuando vea informes de los medios que promocionan «inyecciones anuales de ARNm» que ahora están aumentando los fabricantes de vacunas. Quieren ponerte una de estas inyecciones cada año hasta que mueras. Cualquiera persona lo suficientemente crédula como para seguir tomando estas inyecciones de coágulos seguramente morirá antes de lo que había imaginado, especialmente cuando creían estúpidamente que las inyecciones los protegían en lugar de exterminarlos.

Resulta que la despoblación mundial ha sido notablemente fácil de lograr. No necesitaron hornos masivos, campos de prisioneros y una guerra a tiros con la gente. Todo lo que necesitaban era liberar un arma biológica y asustar a la gente para que recibiera inyecciones mortales (eutanasia etiquetada como «vacunas») y esperar a que las masas crédulas hicieran cola y recibieran los pinchazos.

Algunos grupos -como el LGBT- han logrado más del 95% de cumplimiento de las vacunas y están pidiendo aún más vacunas debido a la viruela del mono. Este grupo demográfico en particular, como se puede deducir, no tiene futuro en el planeta Tierra ya que se están eliminando a sí mismos del planeta. Pero lo mismo ocurre con muchos grupos eclesiásticos, conservadores y profesionales de la medicina que fueron lo suficientemente crédulos como para recibir estos pinchazos. Es por eso que muchos médicos están cayendo muertos en los últimos meses, y hay mucho más de eso aún por presenciar.

Nota Original